«Para nosotros es muy importante trabajar sin poner palos en la rueda, pero también le pedimos al intendente que no nos ponga palos en la rueda a nosotros los concejales, porque nuestra función es controlar y legislar».


Al termino de la última sesión del pasado martes 14 de junio, en diálogo con el concejal de Renovación por Armstrong, Emiliano Gramigna nos decía: “Desde nuestro bloque, con el concejal Jesús Urquía, presentamos tres minutas de comunicación, una tiene que ver con la apertura de la calle Cuffia entre San Luis e Iraci, es un pedido de vecinos que ya nos vienen haciendo desde hace un tiempo para mejorar la transitabilidad de la ciudad”.

El edil agregó: “ También presentamos un proyecto que ya lo habíamos expuesto años anteriores, que tiene que ver con la concreción de guardias pediátricas, hoy en la ciudad no tenemos un buen número de pediatras y las mamás y los papás nos han traído la inquietud de poder contar con una guardia de estas características. Nosotros creemos y lo charlamos en un ida y vuelta dentro del recinto, entendiendo que Armstrong ya no es un pueblo, somos una ciudad con todas las letras y esto tiene que ver con el progreso de nuestra localidad. Las guardias pediátricas y las oftalmológicas son las dos ramas mas importantes que se están requiriendo en nuestra comunidad, y si o si lo debemos implementar, es por eso que presentamos este proyecto y que todos los niños y niñas sean atendidos en nuestro hospital”.

Gramigna expuso el 3er proyecto; “Por último presentamos un pedido de informe que ya lo hemos solicitado al menos 8 veces y jamás fue respondido. A raíz de esto entendemos que debemos trabajar para mejorar el parque automotor de la ciudad. El mismo se encuentra en gran parte destruido, en desuso, con las medidas de seguridad totalmente nulas, donde puede ocurrir cualquier tipo de incidentes, donde la falta de medidas de seguridad son un peligro no solamente para los operarios sino también para la población en general. Los días de niebla y de lluvia puede haber cualquier tipo de accidentes, ya que a las máquinas les falta luces, les fallan los frenos o vemos chatas municipales que se ven muy poco seguras y a veces llevan empleados en dichas cajas y la realidad es que debemos evitar eso”.

Por último el concejal remarcó: “Para nosotros es muy importante trabajar sin poner palos en la rueda, creemos que hay que enriquecer y aprobar los proyectos que son en beneficio de la ciudad. Pero también le pedimos justamente al intendente que no nos ponga palos en la rueda a nosotros los concejales porque nuestra función es controlar y legislar, y por una cuestión de respeto para con nuestra población, nosotros quienes estamos todos los días en la calle, desde nuestros trabajos de manera particular y en nuestro comercio, debemos darle respuestas al vecino. El parque automotor no le pertenece al intendente o a un concejal, sino que le pertenece al pueblo”. Finalizó.