La concejal justicialista Carina Mozzoni rompió con el bloque clerisista.


Tenemos grandes diferencias políticas, morales y éticas con la intendenta Clérici. Así se refirió la concejal justicialista quien determinó generar su propio bloque para el próximo periodo legislativo local

 La concejal justicialista Carina Mozzoni rompió con el bloque clerisista. En la sesión se hizo la renovación de autoridades y allí se determinó la conformación de cuatro bloques. El bloque del Frente Justicialista, el de la UCR, el de Juntos por Cañada y ahora el del Frente Juntos. 

En dialogo con FM Identidad y con En el Recinto Mozzoni remarcó que hay grandes diferencias con Stella Clérici en lo político, en lo ético y en lo moral.  “Hace dos meses que informé mi decisión. Entendí que el 10 de diciembre era la fecha para fijar mi postura, un bloque distinto. No es posible continuar, ni acordar, con muchas cosas que fui marcando, y que no tuvieron una respuesta favorable como ser en cuestiones de la gestión, que tiene que ver con la ética. Hay bases importantes que no puedo sostener a partir de un bloque”. 

Mozzoni fue dura con sus excompañeros de bancada al decir: “Escuché al presidente Casalegno decir que son un equipo. En realidad, son una obediencia debida. Si uno no cumple con lo que está pactado suceden estas cosas”, y afirmó: “no confundamos equipo con otra cosa”. 

“De aquí en adelante vamos a tener que ajustar algunos tantos”, expresó la expresidenta del Concejo. Enumeró temas con los que no está de acuerdo: “Privilegios de funcionarios que desde el 10 de diciembre pasado se fueron nombrando, familiares que ingresaron a la planta municipal, el uso personal de determinadas cosas y podría continuar enumerando, a medida que pasen las sesiones lo iré dejando plasmado en proyectos que presentaré”. 

“La gran diferencia en política se da cuando comienza a conducir políticamente el marido de Stella Clérici”, señaló, “hoy Clérici no es la intendenta, lo podemos ver en cada una de las reuniones, basta con observar, quien es el que toma todas las decisiones”. 

También les recordó a Casalegno, Díaz Patrón y Loyola que “están sentados en sus bancas porque en las últimas elecciones, como en el 2015, fui yo quien encabezó esas listas, a veces la obediencia debida tiene más peso que la decisión personal”.  

En función de la sesión y de su voto dijo: “Con mi voto traté de decidir, y demostrar lo que decía, que el voto sea más repartido. Por eso la conformación de Casalegno presidente y Chale y Mazzoli los vicepresidentes, me parece que es lo más equilibrado. Todo esto se da cuando uno cree que su lugar se valida por el voto popular”. 

La concejal del Frente Juntos señaló que con sus ex compañeros de bancada, como con los funcionarios políticos, no ha tenido amistada sino más bien “una relación de trabajo que ha llegado a su fin”.

Redacción En el Recinto.