El viernes por la noche se llevó a cabo el Vía Crucis en nuestra ciudad.


Decenas de personas se acercaron hasta el Cuartel de Bomberos Voluntarios, lugar desde donde partió una procesión con la imagen de Jesús y la Virgen dolorosa. La escenificación del Viacrucis, estuvo protagonizada principalmente por jóvenes  y adultos del grupo de teatro parroquial “San Francisco de Asís”. La imagen de Jesucristo la encarno  el armstronense Sebastian Vega.


El Vía crucis es una devoción centrada en los Misterios dolorosos de Cristo, que se meditan y contemplan caminando y deteniéndose en las estaciones que, del Pretorio al Calvario, representan los episodios más notables de la Pasión de Cristo.

Los feligreses presenciaron el momento más doliente para los católicos, pero también, el más lleno de amor, bondad, humildad, bajo el martirio de los golpes y vejaciones que Jesús sufrió por nosotros.

La representación de la Pasión, Crucifixión y muerte de Jesucristo se desarrolló en un circuito diagramado desde el cuartel de bomberos hasta la iglesia Nuestra Señora de la Merced, donde los protagonistas encarnaron diversos papeles en esta ceremonia, como Jesucristo, Heródes, Poncio Pilato, soldados romanos, judíos y fariseos, entre otros, cuya representación inició a las 20:30 con una excelente convocatoria.