Verbitsky en Rosario: “Estamos en medio de una disputa fundamental para el futuro de nuestro país”.


Perro panel (1)“Este libro pretende ser un aporte a la compresión de los procesos políticos del ‘55 en adelante”, planteó este miércoles en el teatro de Empleados de Comercio de Rosario el periodista y escritor Horacio Verbitsky, en el marco de la presentación de “Vida de Perro”, la obra realizada junto al investigador Diego Sztulwark.

perro salaAnte una sala colmada, y en una actividad convocada por la Universidad del Hacer, la Cooperativa La Masa, el Sindicato de Prensa de Rosario (SPR) y la editorial Homo Sapiens, los protagonistas de la “conversación” que propone el libro, respondieron preguntas de la periodista de La Masa, Laura Hintze (El Eslabón-Redacción Rosario), y de Rocío Novello, coordinadora de la Universidad del Hacer.

Con referencias desde su paso por Prensa Latina y sus trabajos junto a Rodolfo Walsh, hasta el actual sitio web Cohete a la luna que dirige Verbitsky, la “entrevista pública” sirvió para brindar detalles de lo que propone el texto y el origen del proyecto editorial. “La noche que Macri ganó a Scioli, Horacio me dijo que había llegado el momento de hacer ese libro y ese balance”, contó Sztulwark, quien confesó que “persiguió” a Verbitsky durante años.

Tanto Verbitsky como Sztulwark, reconocieron que la obra transmite el contraste de las sus dos visiones, que responden a diferencias generacionales y hasta políticas por momento. “Se trata de conversaciones con las que apuntamos abrir preguntas hacia el futuro”, remarcó Sztulwark. “Creía que hacía falta un libro de balances sobre la historia política Argentina”, destacó el investigador.

En la actividad, Verbitsky habló de los distintos procesos históricos, como cuando hizo hincapié en que “el golpe del ‘55 fue principalmente fue fundamentalmente eclesiástico”. O cuando respondió preguntas sobre el presente político. “Hoy la hegemonía en el bloque de poder es un sector que siempre había sido socio menor, que es el capital financiero internacional. Antes de Macri, no había sido la fracción hegemónica, hoy sí lo es”, consideró el periodista.

“Hubo una polémica sobre si (Macri) es o no una nueva derecha”, dijo Verbitsky continuando con su definición del macrismo, para luego asegurar con ironía: “Creo que es una nueva derecha, que ha aprendido muchas cosas de la práctica democrática. Han aprendido a extorsionar jueces, a comprar diputados a truchar elecciones, habilidades que la derecha no había tenido que practicar”. “Han aprendido muchas artes de la democracia, no las mejores”, subrayó.

Sobre la actual disyuntiva política, derivada de la profundización del modelo de endeudamiento y ajuste, el reconocido periodista se mostró duro en la crítica, pero optimista hacia el futuro. “Estamos en medio de una disputa fundamental para el futuro de nuestro país”, afirmó, pero acto seguido aseguró: “Hay una estado de conciencia y movilización por parte de la sociedad con poco precedentes en la historia”.

Sobre el libro

El de Diego Sztulwark y Horacio Verbitsky se trata de un libro de “balances políticos”. Más de medio siglo de historia argentina desde la mirada de un personaje memorioso, selectivo, intolerante a la ambigüedad y a la estupidez, celoso de su trabajo. Un viajero político en el tiempo.

Y es a la vez un libro de conversaciones entre personas de distintas generaciones y posiciones ideológicas. Diego Sztulwark, interesado en el pensamiento político y la tradición de las izquierdas, pregunta sin pelos en la lengua porque quiere entender cómo llegamos al gobierno de Cambiemos, porque quiere reemplazar el “misterio” Verbitsky por el “método” Verbitsky, aprovechar su mirada sistemática y documentada sobre el presente para relanzar la investigación y la lucha política sobre bases más vitales, menos engañosas.

Juntos recorren los años en que Verbitsky fue militante en Montoneros, el tiempo de la clandestinidad, sus posiciones frente a la discusión sobre la violencia revolucionaria, frente a la corrupción kirchnerista, sus críticas a la izquierda trotskista, su lectura –a contrapelo de tantos– de Bergoglio, del peronismo y de Macri, su trayectoria periodística, desde la prensa militante en los setenta hasta Clarín, Página/12 y El Cohete a la Luna.