Siete procesados por el cobro de dinero a través de facturas truchas.


UNIDAD-REGIONAL-X-

UNIDAD-REGIONAL-X-Un ex jefe de la Unidad Regional X de Policía y otros cuatro efectivos policiales están acusados del delito de peculado. Además la esposa y la madre de uno de ellos fueron sindicadas como partícipes primarios.
El Juzgado en lo Penal de Instrucción del Distrito Judicial 6, a cargo del Dr. Jesús Alberto Rizzardi resolvió procesar al ex jefe de la Unidad Regional X de Policía Claudio Prarizzi, como así también a los empleados policiales Clide Domínguez, José Simbrón, Leandro Viarnes y Luis Grioni como autores del delito de peculado y trabó embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 680 mil pesos en el marco de la causa por el cobro de dinero a través de facturas apócrifas.
También el magistrado procesó a Carla Soregaroli y Silvia Santillán como partícipes primarios del delito de peculado más el embargo sobre bienes por 360 mil y 200 mil pesos respectivamente. Incluso se llamó a prestar declaración indagatoria a otro ex jefe de la UR X Roberto Mangold por el mismo delito de peculado y se tomará declaración informativa a Cristian Sola, Ernesto Andriozzi y Raúl Cuevas.
La operatoria llevada a cabo tiene su epicentro en la confección de facturas apócrifas que respaldaban la emisión de cheques como así también otros cheques emitidos sin sustento documental alguno. La actividad data de los años 2011 y 2012. De los informes practicados por el Banco de Santa Fe, se efectivizó el cobro de 266 cheques por un monto superior a los 500 mil pesos ($ 566.386,19).
Varios proveedores consignados en los documentos comparecieron ante la Justicia declarando que no concertaron operación comercial alguna con la Jefatura: se les exhibió las facturas presuntamente expedidas negando su autoría y haber recibido pago de cheques. Otra modalidad ensayada por personal asignado a Logística fue que terceros facturaran trabajos y servicios que nunca realizaron. Luego emitían un valor a nombre de esa persona, la cual lo cobraba y debía entregar dicho dinero.
El titular de la UR X (el Crio. Mayor Claudio Prarizzi) era quien autorizaba los cobros respaldados en documentación apócrifa y el personal que prestaba servicios en Logística (Subcomisario Simbrón, Suboficial Viarnes y Cabo Grioni) confeccionaban la documentación respaldatoria ilícita y la titular de Habilitación (Clide Domínguez) consentía la práctica, como así también los particulares (Carla Soregaroli y Silvia Santillán, esposa y madre respectivamente de Luis Grioni) que gestaban la acción final explicitó el juez Rizzardi entre los considerandos de la resolución.
La situación de parentesco o estado civil de los endosantes del cheque le permitían a los efectivos policiales el cobro de sumas dinerarias y perfeccionar la actividad delictiva que habían maquinado manifestó el magistrado.
Incluso al personal de División Logística se le secuestró de su domicilio material con el cual se confeccionaban facturas: dos CPU, una notebook, una unidad de disco rígido externo y una unidad de disco rígido convencional. Y del informe técnico realizado sobre este material informático se advirtieron archivos en donde constan facturas con el diseño reseñado en la modalidad delictiva.
También se determinó la existencia de valores firmados por quien antecedió en el cargo a Prarizzi (Crio. Gral. Roberto Mangold) por lo que éste deberá prestar declaración indagatoria. Y se convocó a prestar declaración informativa al ex Director General de Policía Cristian Sola y a los ex sub Director de Policía Ernesto Andriozzi y Raúl Cuevas habida cuenta haber sido mencionados por Grioni como receptores de sobres cuyo contenido se torna dubitativo menciona el juez Rizzardi en su resolución.
El delito de peculado se encuentra previsto en el Código Penal, el que establece que será reprimido con reclusión o prisión de dos a diez años e inhabilitación absoluta perpetua, el funcionario público que sustrajere caudales o efectos cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada en razón de su cargo.
Diario El Informe, de Cañada de Gómez.