Reflexión sobre el rol de cierto periodismo y su incidencia en la desinformación, en estos tiempos de pandemia y desesperanza.


Por Adriana Diez.

Hacía unos días que daba vueltas en mi cabeza retomar el oficio y escribir sobre temas de actualidad de los que tenemos en abundancia, la pregunta que me hacía  era de que hablar ya que hacía un tiempo que no ejercía esta “noble profesión”, pues bien, me decidí justamente hoy, ya finalizando este día especial para nosotres.

Hacer periodismo de periodistas no va con mi forma de brindar información, analizar actitudes o formas de hacer de algunos periodistas tampoco, pero sí decir de la impotencia que se debe sentir cuando no se dispone de libertad para opinar o informar sobre muchos temas relevantes, es más , debería haber un medio para frenar el mensaje erróneo y tendencioso que recibe la audiencia; últimamente todo lo que vemos y escuchamos con irresponsabilidad trae consecuencias desastrosas, no ayuda en estos momentos que estamos viviendo, mentir a la gente y desvirtuar la información a beneficio de algunos, claro ejemplo LA PANDEMIA, VACUNAS, INFECTADOS Y MUERTOS.

No te pusiste a pensar que diferente sería todo si nos hubiésemos manejado con responsabilidad y dejar odios, mezquindades y oportunismos, esta pandemia mundial sacó más de lo PEOR que de lo mejor de nosotres.

Quedaron expuestos aquellos que con su irresponsabilidad demostraron que no son lo que parecían, que no aprendieron lo del respeto al otro, es tal el desprecio que muestran, que no les importa que con su actitud mezquina de falsear la verdad y deformarla en los distintos medios de comunicación, están dejando en el camino a miles de ciudadanos que dan por sentada la información o la línea que bajan, es tal er resentimiento que acarrean que no miden que este flagelo va más allá de una bandera política partidaria, acá se juega con la vida de los ciudadanos, entonces me pregunto: cómo podemos festejar nuestro día del periodista?

No podemos luchar contra ese monstruo gigante que tienen el poder, que son los  empresarios de los medios, pero lo que sí podemos los argentinos es ver la realidad que nos rodea y allí sacar nuestras propias conclusiones. En estos días falleció  de Covid un conocido que repetía a quien lo escuchara que todo esto es un circo, un invento para robarnos y saquearnos, que la vacuna es una payasada y nos quieren envenenar…lamentablemente acabo de darle el pésame a la familia que dejó…pero, no lo estoy criticando, porque él vivía pegado al televisor y absorbía y confiaba lo que dicen permanentemente los irresponsables.

La realidad es para preocuparnos, debemos ser prudentes a la hora de informar o de opinar, debemos comprometernos con la realidad que nos toca vivir, este no es un mensaje onda amor y paz, está todo bien y falso positivismo, esto es grave, dejemos los individualismos de lado y actuemos en consecuencia, así podemos salir de esta terrible situación, quizá no sea mucho pedir que el año que viene para esta fecha podamos decir con esperanza que hayamos combatido el COVID y festejar el día del periodista como hacíamos siempre con alegría y juntada.-

                                                            Adriana Diez