Peelings: físicos y químicos. Por Dra. Rocio Vidal.


Rocio.Vidal-mayo-19-Los peelings físicos son aquellos en los que pequeñas partículas sólidas (cáscaras de frutos secos, esferas de sílice o de aluminio, etc) están suspendidos en una crema, emulsión o gel, y cuya función es exfoliar las células muertas por medio de la fricción que estas partículas ejercen al masajearla sobre la piel. El efecto debería ser el mismo que el que ofrecen los químicos, sin embargo, la fricción ejercida sobre la piel favorece un aumento de la micro-circulación, lo que provoca un cierto rubor o enrojecimiento. Estos peelings se pueden aplicar en casa masajeándonos muy suavemente y no durante mucho tiempo para no provocar micro-heridas que perjudiquen la salud de la piel, pudiendo afectar a la capa córnea y alterar demasiado el ph de la piel.

Los químicos están compuestos por ácidos como los AHA’s: Glicólico, Málico, Salicílico, Láctico… El glicólico, supuso un gran avance, un verdadero “antes y un después” en el mundo de la belleza. Con él se consigue un rejuvenecimiento espectacular mejorando la apariencia general de la piel. De los peelings químicos, uno de los más eficaces es el Miami Peeling Peel Advanced, una fórmula muy potente que tenemos exclusiva en el Instituto Maribel Yébenes y que consigue unos resultaos espectaculares en rejuvenecimiento. Sus resultados van más allá de la simple exfoliación de las células muertas y queratinizadas. La piel está más joven, luminosa, la síntesis de colágeno y elastina se relanza y los tejidos se oxigenan de dejando un aspecto espectacular al rostro.

A diferencia de los peelings físicos, los peelings químicos se aplican como si fuera una mascarilla y se dejan actuar durante un tiempo determinado para que ablanden las células muertas de la piel que se van a retirar junto con el producto.

Hay peelings que son más idóneos para pieles jóvenes, otros para pieles maduras… En general, para las pieles manchadas por el sol, con poros muy dilatados, para rejuvenecer, acné, etc, serían en general los químicos. Los físicos son muy eficaces para pieles sensibles que no toleran los AHA. Lo más importante es que sea un especialista quien te valore y recomiende el mejor tratamiento para cada edad y tipo de piel.

Lo bueno de este tratamiento es que se puede realizar en cualquier época del año y la periodicidad dependerá de la persona y los cuidados que se aplique. En facial, se puede realizar una vez al mes y a partir de los 40 años, incluso una vez por semana. En corporal ocurre lo mismo, aunque es recomendable hacer un peeling corporal íntegro en un Instituto de Belleza al menos cuatro veces al año para preparar la piel para el cambio de estación.

Todos los peeling necesitan de un periodo de una semana como mínimo en el cual se debe evitar el sol, salir siempre a la calle con protección solar y mantener la piel muy hidratada.

Fuente: Programa Prevención y Salud. Por Dra. Rocio Vidal.

Programa Estreno Lunes 6 de Mayo 13,30hs. Jueves 20hs y Sábados 12,30hs.