Los alimentos en tiempos de coronavirus. Por Lic. Maria Lis Ponzio.


¿Debemos tener algún cuidado especial en la manipulación y preparación de alimentos?

Se recomienda seguir las medidas de prácticas higiénicas que siempre se deben tener en cuenta:

– Las carnes pueden consumirse de forma segura (inclusive en las áreas o países donde haya casos de coronavirus o si provienen de esas áreas). Se deben cocinar completamente y evitar la contaminación cruzada.

– Para evitar la contaminación cruzada, se recomienda usar distintas tablas de cortar y cuchillos al manipular carnes crudas y alimentos cocinados.

– No deben consumirse animales enfermos o especies que hayan muerto a causa de alguna enfermedad.

– Siempre deben lavarse bien las manos antes, durante y después de haber manipulado alimentos.

Es importante recordar que, en estos momentos, los profesionales e instituciones de la salud tendrán mucho trabajo. Por lo tanto, en estas circunstancias es muy importante evitar intoxicaciones alimentarias, accidentes, etc. para no sobrecargar al sistema sanitario.

 ¿Hay alguna dieta especial recomendada para las personas en aislamiento o cuarentena?

Es recomendable mantener un estilo de vida saludable. Esto incluye seguir una dieta saludable, dormir, hacer ejercicio y mantener contacto con los seres queridos. Los recursos digitales hoy disponibles ofrecen herramientas para poder llevar adelante algunas de estas recomendaciones. Ante una sensación de estrés o angustia, no consumir alcohol, fumar o automedicarse. Consultar a profesionales de la salud mental si es necesario.

 ¿Qué cuidados debo tener si estoy comprando alimentos en el supermercado u otro comercio?

Antes que nada, recordemos comprar lo necesario, ni más ni menos. Algunas sugerencias a seguir:

– Planificar las compras para saber qué comprar y para estar el menor tiempo posible en el comercio. Este es un buen hábito que también podemos mantener a futuro.

– Preferentemente ir solos a hacer las compras y en horarios de menor afluencia de personas. Mantener distancia de las otras personas (al menos 2 metros). Algunos pequeños comercios en Argentina permiten entrar a los clientes de a 2, por ejemplo, y el resto espera afuera su turno.

– Debemos ser responsables y, ante la presencia de síntomas, no salir a hacer las compras.

– Es mejor usar nuestro propio carrito o bolsa en lugar del carro del supermercado, para evitar tocar ciertas superficies. Esto no es siempre posible, por eso es importante lavarnos las manos al regresar a casa luego de hacer las compras.

¿Qué alimentos podemos comprar?

Podemos comprar lo que siempre compramos, no es necesario evitar los alimentos frescos. Y, como siempre, si compramos alimentos que duran poco, es mejor consumirlos primero.

 ¿Qué hacemos con los alimentos cuando llegamos a casa?

Lo mismo que deberíamos hacer siempre. Lavarnos las manos, poner los alimentos en superficies limpias y desinfectadas, lavar las bolsas que utilizamos para las compras, congelar aquellos alimentos que planeábamos congelar, lavar bien las frutas y verduras con agua potable. En el caso de las frutas y verduras que se consumen de forma directa (crudas, sin pelar), se recomienda sumergirlas por 30 minutos en 1 litro de agua con 5 gotas de lavandina y luego enjuagarlas con agua potable. 

¿Podemos contagiarnos si tocamos comida, envases o superficies de productos envasados?

Actualmente, no hay evidencia de transmisión de coronavirus a través de la comida o los envases de comida. Como otros virus, es posible que permanezcan en ciertas superficies y objetos, por lo tanto, son muy importantes las medidas de higiene que usamos siempre en nuestra cocina.

  ¿Hay algún alimento, bebida o suplemento para prevenir o tratar la enfermedad por coronavirus? 

No hay ninguna evidencia en este sentido. Ni el ajo, la cebolla, el jengibre, el agua con limón, el té caliente o los suplementos de vitamina C sirven para prevenir o curar la enfermedad.

Qué podemos hacer para cuidarnos?

– Lavarnos las manos frecuentemente con agua y jabón o alcohol en gel.

– Toser o estornudar sobre el pliegue del codo o utilizar pañuelos descartables.

– No llevarnos las manos a la cara.

– Ventilar bien los ambientes de la casa y del lugar de trabajo.

– Desinfectar bien los objetos que usamos con frecuencia.

– No automedicarnos.

– Minimizar las actividades sociales, fundamentalmente lugares cerrados con concurrencia importante de personas.

Fuente: Programa de Tv. Prevención y Salud.

Lic. en Nutricion Maria Lis Ponzio.

Lunes 18 de Mayo 13,30hs Por Cable Imagen Armstrong.