Lifschitz participó en Armstrong de los festejos por 60 aniversario de la empresa Crucianelli.


155489_provinciales“Con industrias es la única forma de tener un país desarrollado y con inclusión social”, aseveró el gobernador de Santa Fe.
El gobernador Miguel Lifschitz participó este sábado, en la localidad de Armstrong, de los festejos por los 60 años de vida de la fábrica de sembradoras e implementos agrícolas Crucianelli SA.

“Me siento orgulloso como gobernador de contar con una empresa como esta en Santa Fe, de las cuales afortunadamente tenemos muchas, y todas con una trayectoria similar”, aseguró el gobernador.

Lifschitz explicó que muchas de las firmas provinciales fueron creadas por “inmigrantes que tuvieron visión de futuro (Cayetano Crucianelli en este caso) y capacidad de trabajo, construyeron una familia y fueron capaces de entender cómo venía el mundo y cómo había que producir productos que generaran demanda”.

El gobernador hizo mención a la importancia de las industrias “para la provincia y el país” y se mostró “convencido” de que “las políticas económicas deben alentar y apoyar el esfuerzo de nuestros industriales; necesitamos que estas empresas crezcan en el mercado interno y en el exterior. Esa es única forma de tener un país desarrollado y con inclusión social”.

“Las industrias no solo tienen un papel económico en la sociedad, también tienen un rol social muy importante, son un elemento clave en el desarrollo de los pueblos”, subrayó.

Durante la actividad, el gobernador fue recibido por el titular de la firma, Raúl Crucianelli, y estuvo acompañado por la diputada provincial Clara García y el intendente local, Pablo Verdecchia, entre otros.

SOBRE CRUCIANELLI SA

Crucianelli SA cuenta con una planta de 60 mil metros cuadrados, ubicada en el kilómetro 397 de la Ruta Nacional 9, equipada con los últimos avances tecnológicos, donde emplea a una importante cantidad de operarios.