Gaston Pauls se presentó en nuestra ciudad con el lema “Este Soy Yo”.


la-nueva-vida-de-gastón-pauls-predica-en-las-rutas-argentinasGaston Pauls, en su cruzada de Fe y Esperanza en la cual viene recorriendo el país, se presentó en nuestra ciudad con el lema “Este Soy Yo”, el pasado jueves 17 de octubre, en el Salón de la Escuela Normal Superior N° 33 Dr. Mariano Moreno. El actor, fue invitado por los referentes del Taller de Adicciones “Si a la Vida”.
Gastón Pauls recorre el país desde hace un año y medio dando conferencias para compartir su experiencia en la lucha contra las adicciones.
Gaston-pauls-Tras lidiar por años con sus adicciones, el actor atraviesa un camino de sanación y disfruta de una nueva vida alejado de los excesos y predicando su verdad. A los 47, el actor continúa con sus compromisos artísticos y también da clases y conferencias para grandes y jóvenes en donde habla de su dura experiencia.
pauls-cokin“No paro de dar charlas, estoy al mango total”, “Yo no creía en nada. Era absolutamente laico”, aseguró Pauls quien recuerda lo sorprendente que fue ver al pastor evangélico Luis Palau. “Verlo predicar en el Monumento de los españoles fue realmente impactante. Yo no tenía ningún tipo de acercamiento religioso evangélico, pero me conmovió la esperanza y la hermandad que había”, reveló el actor que llegó a interpretarlo en la pantalla grande.
De acuerdo a Pauls la sanación fue en 2007 cuando “después de intentarlo de un millón de maneras, no podía dar con nada que me hiciera salir de la adicción y el consumo. Había intentado ya todas las maneras posibles y, en la hora más desesperada, como le ocurre a muchos no creyentes, no fui el único que levantó la mano y le pidió ayuda a Dios. Y la ayuda vino”.

El actor aclaró que no sigue a ninguna iglesia o religión sino que “me considero una persona de fe”, aseguró. “Empecé a ir a este grupo anónimo de recuperación y, después de eso, conecté mucho más fuerte todavía con la fe”, agregó.
“Esta experiencia me permite hoy estar dando estas charlas. Ya hablé ante más de 60 mil personas así que para mí es parte del camino. No hay arrepentimiento, lo que hay es memoria constante de dónde estuve y dónde no quiero volver”, reconoció.