Fitness interior. Por Elizabeth Santángelo.


 Fitness ILlama la atención el término “fitness”, usado actualmente del inglés, no sólo para mantener una buena forma corporal, sino que hace referencia además a la aptitud física o mental: aporte esencial para el bienestar y la salud.
Si consideramos en ver el fitness como una capacidad, se debe tener en cuenta que depende de cada uno poder mantenerse en línea especialmente con el caudal interior de buenas intenciones y pensamientos.
Una buena manera de hacer este tipo de ejercicio para eliminar “peso” y “energía desperdiciada”, es huir de los pensamientos tóxicos que generan situaciones que te mantienen limitado o encerrado en una cápsula negativa.
Ejercitar más la mente que el cuerpo hace que mantengamos una buena forma.
¿Por qué digo esto?
He observado que cuando se está corriendo, y al mismo tiempo concentrado mirando un cronómetro para saber la velocidad, lo que permite al programar objetivos de entrenamiento, grabar la ruta con tiempos y velocidades, se pierde la noción del lugar en donde se encuentra la persona, no mirando a su alrededor, sino que sólo interesa la concentración. Y esto es correcto.

Sin embargo, algunos comentarios de un foro de atletismo en Internet, dicen lo siguiente:
1)”Para mí el efecto terapéutico que tiene para el stress, el salir a correr lo identifico siempre con dejar la mente en blanco. Que no creo que realmente deje la mente en blanco, sino que el efecto sería de olvidar los problemas o desplazarlos de la cabeza y disfrutar con el ‘silencio interior’ «.
2) “Pese a que hay gente que dice que el salir a correr le sirve para ordenar ideas y trazar planes de actuación, yo cuando corro no puedo ordenar nada. Cuanto más deprisa voy más tiendo a dar vueltas sobre lo mismo, como repitiendo una especie de mantra desquiciante”
Ver: http://www.foroatletismo.com/foro/atletismo-popular/11791-dejas-la-mente-en-blanco-mientras-corres.html
¿Esta clase de obsesión es favorable para evolucionar y mantenerse en línea?
Para mí, la espiritualidad contribuye a desarrollar los talentos y mantenerse saludable, pues es una forma de vivir, es crecer en amor y valores.
Por ejemplo, algunas enseñanzas espirituales me han quedado impresas en el corazón y pueden ayudar a toda la humanidad: “Misericordia quiero y no sacrificio”, dijo Jesús, y uno de sus seguidores (Timoteo), agregó: “Ejercítate para la piedad”.
Hoy puede ser un buen día para dedicarlo a tu “fitness interior”, para ir descartando aquellos pensamientos inservibles y estáticos que denominamos “tóxicos”.