Festram: sin acuerdo en paritarias se vienen tres días de paro.


El gremio municipal de Santa Fe dispuso la inactividad para martes, miércoles y jueves, sin concurrencia a los lugares de trabajo. Las 72 horas serán bajo el estricto cumplimiento de guardias mínimas y con la aplicación de todos los protocolos.

Las negociaciones en paritarias quedaron estancadas, el acuerdo no llegó y por lo tanto esta semana la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe (Festram) realizará un paro de 72 horas, sin concurrencia a los lugares de trabajo, los días martes 22, miércoles 23 y jueves 24, claro que exigiendo el estricto cumplimento de guardias mínimas y la aplicación de todos los protocolos de aislamiento en torno a la pandemia de coronavirus.

“Con alta circulación del virus en los ambientes laborales y gran cantidad de empleados afectados a las tareas esenciales, la falta de una recomposición salarial deteriora las condiciones de dignidad y se potencia la tensión social”, marca el comunicado del gremio.

En el mismo resaltan que “la paritaria municipal transita sin la responsabilidad social de quienes conducen a las administraciones locales. Los intendentes de todos los partidos políticos se alinean con el gobernador mientras los trabajadores municipales y comunales arrastran un congelamiento salarial, con asignaciones familiares insignificantes y una absoluta desprotección frente a la pandemia”.

Festram ya denunció a intendentes que no respetan los protocolos, exponiendo a personas mayores y con comorbilidades en los ámbitos laborales y organizando marchas anticuarentenas que priorizan los valores económicos y políticos, sobre la salud de los trabajadores.

Asimismo, señalan que siguen sin funcionar los Comités Mixtos de Salud y Seguridad en la mayoría de los municipios y comunas, y esto es ante la inacción del Ministerio de Trabajo y la pérdida de los trabajadores de la protección del Covid-19 como enfermedad laboral.

En este contexto, indican que “se pretenden establecer políticas salariales que perjudican a los sectores más vulnerables. Y el principal insumo, que es el recurso humano de lucha contra la pandemia, en municipios y comunas tiene salarios congelados desde diciembre de 2019 y se insiste en pagar sumas fijas no remunerativas, dejando sin aportes a los jubilados y pensionados, e incluso desconociendo a los trabajadores y trabajadoras contratadas, eventuales e informales, al margen de la política salarial”.

Debido a esto, el secretario general Claudio Leoni afirmó: “Los ingresos familiares de los trabajadores municipales crecen en sus niveles de pobreza en forma más exponencial que la pandemia”.