“Enfermedades Autoinmunes”. Por Bioq. Cecilia Nóbile.


Cecilia NóbileSon patologías causadas por el Sistema inmune que ataca a células del propio organismo. En estos casos el sistema inmune pierde su equilibrio y se convierte en agresor atacando células y/o tejidos propios en lugar de protegerlos.
ANEMIA HEMOLITICA AUTOINMUNE (AHAI):
La anemia se define como una disminución de la concentración de hemoglobina, proteína mayoritaria del glóbulo rojo, encargada del transporte de oxígeno y de retirar el dióxido de carbono de los tejidos. Se dice que una anemia es hemolítica cuando la vida media del glóbulo rojo por alguna razón se encuentra acortada. En las anemias autoinmunes ese “acortamiento” se debe a que el sistema inmune de la persona ataca o “marca” a sus glóbulos rojos para que estos sean destruidos en el bazo sanguíneo o en circulación sanguínea.
Para su diagnostico se requiere la demostración de anemia en el hemograma (disminución de hemoglobina y glóbulos rojos), que en estos casos se va a acompañar de presencia de esferocitos (glob. Rojos esféricos totalmente teñidos), policromatofilia y glob. Rojos en roloux en el extendido de sangre. La prueba de Coombs directa positiva junto con un aumento de reticulocitos (glob. Rojos jóvenes) son características de estas anemias. Un aumento de bilirrubina indirecta, LDH y disminución de Haptoglobina están presentes en algunos casos. Para llegar a identificar el autoanticuerpo responsables se hacen la prueba de Crioaglutininas y Anticuerpos libres en el suero, pruebas que además ayudan a clasificarlas en AHAI por anticuerpo s fríos, calientes o mixtos. Clasificación importante para instaurar el tratamiento adecuado.
Todo paciente con una AHAI debe ser seguido por el médico en el tiempo, ya que lo más probable es que esa anemia sea el primer signo de alguna enfermedad subyacente aún no expresada. Estas enfermedades de base pueden ser: tumores sólidos ( de mama, ovario, páncreas o colón), colagenopatias ( Lupus, Artritis reumatoidea, Esclerodermia), Leucemias, Mielomas u Linfomas o pueden ser consecuencias de una infección viral( mononucleosis infecciosa), bacterianas o parasitarias.

ARTRITIS REUMATOIDEA (AR):
Se define como una enfermedad autoinmune caracterizada por la inflamación crónica de las articulaciones pequeñas en forma simétrica y múltiple. También puede afectar a grandes articulaciones y otros órganos. El deterioro progresivo acaba provocando deformidad de las articulaciones e incapacidad funcional.
Para el diagnostico se cuenta con 6 criterios clínicos y un criterio bioquímico. Dicho análisis es el dosaje del factor reumatoideo mediante la prueba del artritest o prueba de Rose Ragan. Si bien esta determinación no es especifica de la AR , es útil para el pronóstico de la enfermedad. En los últimos años se esta dosando el Ac anti Peptido circular citrulinado, prueba útil para el diagnostico temprano. Por otro lado el médico cuenta con el estudio y cultivo del líquido articular, análisis muy importante para diferenciar entre AR. Y artritis sépticas (artritis por proceso infeccioso).

LUPUS:
Es una enfermedad autoinmune inflamatoria de curso crónico. La presentación clínica es muy variada, desde casos que cursan exclusivamente con lesiones cutáneas denominadas “ Lupus eritematoso crónico o discoide” generalmente de buen pronóstico, hasta casos de lupus con afectación multiorganica ( cutánea, renal, cardiaco, pulmonar, articular y del sistema nervioso central) llamadas “Lupus eritematoso sistémico”. Entre ambas formas polares se sitúan formas de presentación intermedias de la enfermedad que se engloban bajo el término “Lupus eritematoso subagudo”. La inflamación articular es la primera manifestación clínica y las lesiones cutáneas (eritemas fotosensibles con despigmentación) son las segundas en frecuencia.
Su frecuencia es de 2 casos cada 10.000 habitantes. El 90% de los casos se da en mujeres y la edad de presentación es entre los 20-45 años.
El diagnóstico puede realizarse al demostrar la presencia de algunos criterios de la enfermedad estipuladas por la “Asociación Americana de Reumatología”. Dichos criterios son algunos síntomas, signos, alteraciones de pruebas de laboratorio bioquímico inespecíficas o la presencia de ciertos auto anticuerpos característicos de la enfermedad.
El 50% de los pacientes con Lupus desarrollan nefropatía, que según la OMS se clasifican en seis tipos. Van desde una alteración mínima del riñón, pasando por un síndrome nefrítico, síndrome nefrotico y pueden llegar hasta una insuficiencia renal. Se trata de una nefropatía glomerular secundaria.
La mayoría de los pacientes con Lupus experimenta remisiones y exacerbaciones. Las infecciones son frecuentes debido al compromiso de la función de defensa del organismo y al tratamiento inmunosupresor que reciben los pacientes, por esto es muy importante la monitorización minuciosa del paciente. Cecilia Nóbile –Bioquímica-matrícula 2.108.
Programa Tv. Prevención y Salud- Estreno Lunes 12,30hs. Reiteración. Jueves 20hs y Sábados 12,30hs.
Colsecor Tv Cooperativa. Miercoles 12,30hs.