En Totoras, la separación en origen de la basura es una realidad.


BasuraEl ambientalista Sebastián Jarupskin que forma parte de una cooperativa que trabaja en un programa continuo de educación ambiental dialogó con la radio. Contó de la experiencia que vienen realizando hace un tiempo en esa localidad frente a una problemática mundial: el qué hacer con la basura. Allí cuentan con un centro de reciclado privado donde además se trabaja en conjunto con ese Municipio.
“El Estado tiene que invertir en estos temas”, sentenció y destacó el accionar que se logró en Totoras gracias a la decisión de un grupo privado que concretó el centro de reciclado donde cuentan con un convenio junto a la Municipalidad y la Cooperativa de Educación Ambiental Mainumbi.

“Somos un grupo de trabajo que construimos una cooperativa sobre educación ambiental. Nosotros creemos y lo hemos comprobado que empezando por la escuela, con los chicos, con la concientización lo podemos lograr”, expresó el ambientalista.

En ese sentido explicó: “Estamos estudiando el tema y una de las primeras conclusiones que sacamos es que no es un problema particular de un sector sino que se debe trabajar con la comunidad en su totalidad y en segunda instancia no se trata de un problema a solucionarse en corto plazo. Esto es un proceso cultural y educativo principalmente”.

Dijo que en base a esas premisas “comenzamos a trabajar desde la raíz de la cuestión”, realizando charlas de concientización en las escuelas primarias “donde incentivamos la recolección y la separación en origen de los residuos”.

Respecto de la experiencia que se está realizando en Totoras expresó: “Nosotros comenzamos por acá porque hay un centro de reciclado en el cual todo lo que sea papel, cartón, plástico y tetrapack no va al suelo, se realizan fardos de reciclado. Se trabaja con un privado y con el Municipio, se recolecta todo eso desde las casas de la localidad”, explicó y contó que en la planta trabajan más de 30 personas. Un cambio educacional que va dando sus frutos.