Concejales radicales de la Pcia de Santa Fe rechazan la intervención y proyecto de expropiación de la Firma Vicentín.


Los CONCEJALES RADICALES que representamos bancas en el territorio de la Provincia de Santa Fe, unidos, RECHAZAMOS Y REPUDIAMOS las decisiones del Gobierno Nacional dirigidas a INTERVENIR Y EXPROPIAR a la firma VICENTIN SAIC nacida en la hermana Ciudad de Avellaneda y que hoy ha extendido sus actividades a distintas localidades a lo largo y ancho de esta Provincia VICENTIN SAIC, es una empresa de raigambre familiar, surgida hace mas de 90 años en el interior mas profundo del país, que en su esencia guarda el propio ADN del emprendedor santafesino, que ha progresado a pesar de todas las condiciones adversas que le ha presentado este país. Guardando siempre esa impronta de empresa local, otorgando miles de puestos de trabajo y motorizando la economía provincial, ha sabido trascender las fronteras y posicionarse como una de las empresas mas importantes del país y reconocida a nivel mundial como agroexportadora. Hoy, atraviesa una crisis económica, que tiene su curso en la justicia ordinaria, en la que sus directivos deberán rendir cuentas y honrar sus deudas, es por esto que las medidas anunciadas por el Presidente de la Nación, bajo el falso lema de la “Soberanía Alimentaria” avanzan peligrosamente por sobre la división de poderes, atentando contra el sistema Republicano, avasallando las facultades del Juez natural y quitándole nuevamente seguridad jurídica a nuestra República Argentina. INSTAMOS AL GOBERNADOR DE LA PROVINCIA, OMAR PEROTTI, para que represente cabalmente a los ciudadanos del territorio santafesino ante el Gobierno Nacional, buscando y presentando alternativas de solución al conflicto, que estén dirigidas a la protección de los puestos de trabajo, la continuidad de la empresa, el respeto a la propiedad privada y el cumplimiento de las obligaciones contraídas por la firma VICENTIN SAIC. SOLICITAMOS también a los miembros del CONGRESO DE LA NACION que rechacen este atropello político, escuchando las voces que se alzaron en las comunidades de Avellaneda y Reconquista, defendiendo al pueblo que representan, y principalmente recuperando los principios REPUBLICANOS DE GOBIERNO, LA GARANTIA DE LA DIVISION DE PODERES y EL RESPETO A LA CONSTITUCION NACIONAL.