Chanchos y Canguros, un duelo de intensidad animal


En el día del entrenador de básquet, el equipo de maxibasquet de nuestra ciudad de Armstrong, Chanchos Orejudos Team, recibió la visita del durísimo equipo de Canguros de Argentino de Marcos Juárez. ~ Uno de los equipos más duros que enfrentamos ~ declaró el experimentado jugador Silvio «Pupi» Maurelli. Y tal afirmación no fue en vano. Argentino de Marcos Juárez demostró ser un equipo de intensidad, que con marca férrea y gran despliegue físico plantearon un partido de intensidad mayúscula. Rotaciones de balón veloz, y un tiro de tres letal, de la mano de sus goleadores de la noche por el lado canguro, Fernando Giuliani y ex TNA Marcos Andrés, quienes castigaron cada vez que pudieron detrás de los 6 metros. Por el lado chancho el partido comenzó con muchas pérdidas de balón. Un juego un poco desprolijo. Pero con los destellos de este equipo que se conoce, y mucho. Aprovechando el juego interior de su dupla letal Celiz-Rodriguez, algunas corridas del nuevo flaco Pompi Bonetto, el tiro corto de Marcelo «el pendex» Passacantando, y la conducción de Fabricio «padel» Alfei hicieron que los chanchos pudieran sacar una pequeña ventaja. En el segundo cuarto comenzaron las rotaciones.

Silvio Maurelli bajaba el ritmo del partido con su pique hipnótico, y nos dejaba dos dobles cortos con su sello de calidad Tic Tactense, Alvaro Civriati era una máquina de correr e intentaba en cada jugada, Diego Robocop Robba aportaba intensidad extrema y una bomba de tres de alto calibre, Pepe Rovira sumaba con sus corridas pero no lograba calibrar la mira desde afuera (recordemos que es el mejor tirador chancho), pero aún así los Chanchos no podían despegarse y sufrían el juego cordobés de marca individual con presión y un partido trabado. Muchas pérdidas. Algunos reproches.

Rodríguez gritaba al borde del hartazgo de sus compañeros, pero justificaba su accionar en el no cuidado del balón. El equipo seguía rotando. Y si bien había palabras de tono alto eran para buscar la reacción y poder definir un partido que se hacía cada vez más difícil. Y así fue: llegó el triple de Rovira. Otro de Bonetto. Las corridas de Alvaro Civriati. La defensa dura de Maurelli. Rodríguez se volvía incontenible abajo del aro. Celiz repartía juego como ya nos tiene acostumbrado con su calidad. Fabricio Alfei lo pasaba de GNC a NAFTA y nos dejaba un doble costa a costa de hermosa confección. Diego Robba dejaba todo y aportaba con goleo. Y Marcelo Passacantando terminaba el partido con un doble Marca registrada. Fue victoria chancha 81 a 65 contra un equipo de alto vuelo, intensidad y evidente calidad como los canguros de Marcos Juárez. Finalizando el partido le consultamos al capitán chancho Alvaro Civriati sobre el partido y este en broma respondió «gritan todos pero el único que corre soy yo, unos guachos.

Pero ahora hablando en serio, fue muy lindo partido por la calidad del rival que enfrentamos. Queremos agradecer a nuestros nuevos amigos de Marcos Juarez que vinieron de lejos para ponerle toda la onda, demostrando una gran calidad humana en cada intercambio de palabras’. Finalizando, Pupi Maurelli, la carisma del equipo porcino, expresó «no se olviden del saludo para nuestros DT que en su día no pudieron estar por otros compromisos. dos grandes directores técnicos que sin su sapiencia y experiencia esto no sería posible. Feliz día Miguel Ángel Bellino y Rodolfo Lauro».

Otra victoria del equipo de maxibasquet armstronense que sigue preparándose para lo que viene.